Conversas de Cuarentena #11: Alessandro Coluccelli de Play Attenchon

Desde hace varios años que conozco a Alessandro y siempre conversar con él ha sido muy entretenido. Su conocimiento sobre la escena local, las bandas y sus dinamicas, dan para horas de conversas, siempre aprendiendo cosas nuevas y debatiendo al respecto. Si bien ha participado en bandas con largos recorridos, he intentado centrar esta conversa en Play Attenchon, su primera banda, quienes estan activos desde los 2000s y con quienes ha pasado por situaciones muy inusuales y que ahora Alessandro nos va a contar (FOTO PRINCIPAL X DAVID BOB GARCIA – 27 STUDIO)

Anexxxo: ¡Hola Alessandro! ¿cómo vas lidiando con la cuarentena?

Alessandro: Ahí, ahí, contando los días para que ya termine esto y dejen de aplazarlo dos semanas cada vez. Ocupando mi tiempo viendo pelis, mezclando para algunos clientes e intentando aprender japonés varias horas al día.

A: Si, a este paso pareciera que recién el otro año fuésemos a salir.

Ale: Igual así se levante la cuarentena planeo quedarme encerrado un buen tiempo, pero saber que puedo ir tranquilamente a la calle a comprar sin la presión de “tengo que correr de vuelta a mi casa”, que es lo que más me angustia. Y obvio visitar a gente importante.

Alessandro – 15 años

A: Quería empezar esta conversa por tus inicios en la música, ¿cómo así descubres el rock? alguien en particular te introduce en todo ese mundo?

Ale: Cuando estaba en 5to de primaria, mi colegio ofrecía cursos gratis de cualquier instrumento que quisieras y un amigo mío se metió a batería y me pidió si lo podía acompañar para no aprender solo. Le dije que ya y me quedé enganchado: él se salió y yo quería ir lo más posible a las clases. Ya cuando estaba en 6to o 1ero, tocaba percusión en la orquesta filarmónica del Santa María. Ahí también estaba Dino Gervasoni y Jorge Roeder (ambos de Ni Voz Ni Voto) y con Dino éramos los que tocábamos percusión ahí. Ellos estaban en toda la onda Deftones / RATM / Korn y un día, saliendo del cole, fui a una tienda de discos por el CC Caminos del Inca. En esa época no tenía ni VHS ni CD así que fui a la sección cassettes y pregunté por estas bandas. Cuando vi la portada del primer disco de Rage solo pensé “alaaa, quiero esto”, tomé un micro a mi casa y me senté con audífonos en la radio antigua de mi papá para escucharlo. Empezó con Bombtrack y, ni bien había llegado al minuto de música, ya sabía que el rock y sus derivados era lo mío. Justo en esa época escuchaba mucho donde mi primo el Mellon Collie, el From The Muddy Banks Of The Wishkah y el Smash, al año siguiente ya tenía para reproducir CD y me dieron el Follow The Leader de Korn y el OK Computer y me compré varios otros cassettes y CD. Así que nadie particularmente me introdujo, pero fui recolectando información de lo que escuchaba e investigando por mi cuenta. Recuerdo que no tenía internet, pero en el colegio donde enseñaba mi mamá sí, entonces iba y me pasaba horas leyendo cosas de Korn y Metallica (y Dragon Ball, por supuesto). El punk lo descubriría recién al siguiente año.

A: ¿De qué año estamos hablando? ¿Eras de ver MTV y descubrir por ahí bandas?

Ale: Empecé a tocar en el 96 y el resto de la historia es 97 y 98. No, no tuve cable en mi casa hasta el 2005 y el único MTV que vi fue a partir del 99 porque le daba VHS en blanco a mis amigos para que dejaran grabando en modo “6 horas” de madrugada y descubrir nuevas bandas. Los grupos que conocí antes del 99 (que fue mi inmersión jodida en el under) eran porque mis amigos compraban los discos y me los mostraban.

A: ¿Ya en ese momento conocías sobre bandas peruanas? O sea, del under digamos. ¿Cómo llegas al punk?

Primera formación de Play Attenchon

Ale: Nacionales creo que antes de ese año conocía La Liga Del Sueño, Libido, Madre Matilda y Ni Voz Ni Voto. Quizá algunas más pero no recuerdo cuáles pueden haber sido. En el 99 me cambio del Santa María al María Reina y obligan a todos los estudiantes nuevos a llevar curso de verano de todos los cursos básicos sin importar tu background. Es ahí que un día, en clase de inglés probablemente, veo que un chico adelante mío estaba dibujando mangas y me acerco a preguntarle si de casualidad le gustaba Dragon Ball (que era mi máxima obsesión en ese momento). Me cuenta que son sus dibujos favoritos y me hago amigo de él. Empiezo a ir a su casa a huevear y él y su hermano escuchaban todo el tiempo G3, Futuro Incierto, Soundgarden, Stone Temple Pilots, Slayer, Contratodo, Metamorphosis, La Raza, Por Hablar, así que por ahí empiezo a sumergirme en la música que, para mí en ese entonces, era mucho más underground de lo que venía escuchando antes. Cabe resaltar que estos dos hermanos son los de Play Attenchon. Justo entraba a 2do de secundaria y vi que en este nuevo colegio iban a ofrecer cursos de música y decidí ir a la charla a la salida y a las pruebas a ver en qué nivel estabas. Resulta que el nivel de enseñanza musical en el colegio era paupérrimo y me terminaron poniendo de profesor de batería a las salidas. Fue ahí que conocí a Arnaldi Paredes (quien era el otro alumno que daría clases) y nos hicimos amigos. Me contó que vivía a una cuadra del colegio y que tenía una banda de punk y sus amigos también. Me invitó a ir a ver cómo era todo (inicios del 99) y fue ahí que le pedí permiso a mi mamá para ir seguido al garaje y llegar a la casa tarde (vivía a pocas cuadras igual). Todo ese año me la pasé viendo incontables veces los ensayos de Diazepunk, Rezaka, Kaos & Desorden y 6 Voltios. Ya fue ahí que descubrí todo lo conocido del punk melódico (NOFX, NUFAN, Lagwagon, etc.) y empecé a ir a Galerías Brasil con Mario y José Luis (de Play). Ellos ya iban a shows desde el 1998 así que estaba un poco atrasado y tenía que actualizarme con todas las bandas que ellos conocían.

A: ¿Entonces es ahí que también nace la idea de hacer Play Attenchon? ¿o como asi se decidieron a empezar a tocar juntos? porque de por sí ya conocías a varias personas que tocaban y les gustaba el punk

Ale: No recuerdo exactamente las fechas en las que sucedieron las cosas, pero la idea de Play nace recién en el 2000 si no me equivoco. En esa época Mario tenía otra banda (Difteria, grunge) pero José Luis ya había empezado a tocar bajo y me contó que tenía un amigo en la prom (Diego Luna) que también tocaba guitarra así que nos juntamos los 3 a sacar ideas y tocar en salas de ensayo. No me acuerdo cuánto duró pero Diego Luna se fue a los pocos meses de la banda y metimos a un amigo del colegio anterior de José Luis que se llamaba Geancarlo. Ya con él empezamos a ensayar más sólidamente como trío y grabábamos nuestros ensayos. Tuvimos unas 9-10 canciones, pero todo era instrumental porque nadie sabía cantar y en el 2001 entra a nuestro colegio un chico que venía de Chile que tenía los mismos gustos que nosotros (Bigwig, Craig’s Brother, Satanic Surfers, Propagandhi) y sí sabía cantar. José Luis le contó a este chico (que se llama Horacio) que teníamos una banda, fuimos a ensayar y todo fue bastante compatible. Eventualmente ese mismo año, Mario nos escuchaba tocar y nos preguntó que por qué no metíamos algunos arreglos que no sean solo quintas y octavas y terminó entrando él y Geancarlo salió por motivos externos. Es ahí que a mediados del 2001 logramos por primera vez una formación sólida como banda: Mario en la guitarra y coros, Horacio en la voz, José Luis en el bajo y yo en la batería.

A: Imagino que ya para ese entonces ya empezaste a ir a shows locales, ¿cómo fue la sensación de descubrir toda esa movida? que si bien venia de años, recién se preparaba para reventar

Ale: Mi primer show underground no fue hasta mediados del 2000. Recuerdo que en mayo de ese año, José Luis y Mario me dijeron para ir a la despedida de G3 con Futuro Incierto a la cual no fui (me arrepiento en el alma) y no recuerdo por qué. Quizá no sabía lo que era un concierto de punk, pero simplemente no me llamó mucho la atención ir. Viéndolo en retrospectiva, de los peores errores de mi vida. Después de insistirme varias veces, acepté ir a un show y este fue el 25 de agosto de ese año: se presentarían en el Florentino Contratodo, 6 Voltios, Metamorphosis y Futuro Incierto (su primera “despedida” oficial, creo que en ese show se grabó el Saffari). Recuerdo que ese show fue un super impacto en mi vida, desde que entré y vi lo que era una mesa de merch (los mismos integrantes de Futuro Incierto vendiendo a 5 soles las copias de todos sus tapes), ver a bandas punk por primera vez en un escenario y luego ver la energía del público (gente tirándose del segundo piso, todo el mundo encima del escenario, la gente pogueando, etc.) fue algo que me marcó mucho. Recuerdo que desde ahí, solo quería ir a shows todos los fines de semana. Los sábados iba a Barlovento o al Florentino y algunos viernes incluso iba con un polo en mi mochila por si no regresaba a mi casa del cole e iba de frente a los conciertos. Justo en esa época también me hice amigo de Javi de Tiempofuera así que iba a su casa a escuchar música y luego lo acompañaba a sus shows. En esa época vi un sinfín de veces a Futuro Incierto, Diazepunk, Rezaka, Kaos & Desorden, 6 Voltios, MetamorphosisAsmereir, Zoq (que eran del cole también) y un montón más. Fue la época en que todas esas bandas empezaron a sacar sus discos más conocidos así que tuve la suerte de ganarme con los temas en el momento. Eso duró más o menos hasta el 2003 donde la escena se renovó bastante: se masificó lo que yo llamaría el “la 2da ola del punk melódico peruano” y empezaría una nueva movida con las bandas nuevas del Florentino y el Bowling de Larcomar.

A: Retomando lo de Play Attenchon, ¿me parece que en el 2003 sale su primer demo? Uno que tiene creo que 5 o 6 temas, incluido un acústico y creo que eran 5 integrantes, ¿cómo fueron esos primeros años?, que como dices es cuando revienta el punk melódico y hay bandas en cada distrito de la ciudad

Con Horacio en la voz, tocando en el Bowling de Larcomar

Ale: Ese demo lo grabamos todo en distintos momentos del 2002 y salió en diciembre de ese año. Básicamente, para grabar nuestro primer tema, fuimos a Devaric que era uno de los estudios de moda en el momento y grabamos “En El Más Allá“. Si no me equivoco, lo grabamos, mezclamos y masterizamos todo en un par de horas y fui corriendo del estudio a mi casa en la noche a escuchar la canción hasta el cansancio en el CD que nos entregaron. Esto debe haber sido a inicios de año porque para mediados grabamos “Pensando En Ti” y que empezamos a repartir CD-R con ambos temas. Para mediados o finales del año reservamos otra sesión en el estudio y grabamos dos temas más, esta vez juntos en la misma sesión: Despertar y Preguntas. Teníamos otra canción que se llamaba “¿Qué Voy A Hacer?” pero la grabamos versión acústica con uno de esos micrófonos blanquitos de compu baratos en mi casa nomás y decidimos juntar las 5 canciones para nuestro primer demo. José Luis dibujó la portada, yo escribí todo el texto en el librito y sacamos 20 o 30 copias. Grabábamos los CD en mi casa y sacábamos las fotocopias a color en Galerías Brasil. Luego decidí hacer el diseño completo de la parte interior por computadora y modificar la sección de agradecimientos y sacamos unas 90-120 copias durante el 2003. En el 2003 grabamos otro demo de 4 canciones, pero no sé por qué ese nunca salió en físico, no recuerdo. Con respecto a los conciertos, empezamos a tocar en vivo en el 2001-2002 y tocábamos en todos los conciertos que fuese posible. Casi todos nuestros primeros shows fueron en el Razas y en el Florentino. Luego empezamos a tocar bastante en conos, Surquillo y en cualquier distrito que nos invitaran y ya por finales del 2003 e inicios del 2004, empezamos a tocar seguido en el Bowling de Larcomar también. Creo que el 2003 debe ser el año donde más tocamos, recuerdo que teníamos shows todos los fines de semana y casi nunca estaba en mi casa. Creo que acumulé todos los flyers de esa época y solo ese año llegamos a 50 o más shows. Recuerdo también que ese año empezamos a cobrar pasajes cuando tocábamos en lugares alejados a donde nosotros vivíamos y nos pagaban 10 soles a toda la banda para ir de Miraflores a Villa María Del Triunfo, estábamos fascinados que esos montos nos ayudaran a cubrir las movilidades, lo sentíamos como un logro único.

A: Jajajajajajaj con eso imagino que ni cubrían el taxi de ida. ¿Qué bandas locales eran influencia en esa época para Uds.?

Ale: Eran 2.50 para cada uno jaja, una locura. Igual para esa época estaba más que bienvenido.

Siempre priorizamos escuchar bandas que no fuesen netamente “punk alegre” sino un poco más agresivas. Creo que en esa época lo que más nos marcó localmente fue G3, Wreck, Kaos & Desorden, Futuro Incierto, Metamorphosis y Contratodo.

Grabación del 3er demo en EVC (2004)

A: ¿Ahí entra la diferencia entre punk melódico y hardcore melódico? incluso se usa chikipunk para referirse a TODO ese sonido, ¿qué opinas de eso?

Ale: Sí, creo que ahí entra la diferencia. Si bien nos gustaban muchas de las bandas que tocaban más en escalas mayores, empezamos a desarrollar una preferencia por las bandas más rápidas, quizá las de un sonido con influencia más hardcore, pero sin perder las melodías, creo que ese fue nuestro balance ideal. Creo que el concepto de “chikipunk” es demasiado ambiguo. Si bien no me molesta el término para nada (como sí les molesta a algunos miembros de bandas contemporáneas), nunca sentí que Play Attenchon fuese una banda chikipunk. De hecho, al inicio teníamos uno o dos temas que podrían sonar así, pero la mayoría de lo que hacíamos era en escala menor y con otro tipo de influencias. Siento que la gente usa el término para englobar a cualquier banda, entre el 98 y el 2005, que tocara punk que no sea anarco o hardcore y se ha bastardizado el término porque, dentro de todas estas bandas, todos sonamos bien distintos a pesar de todos hacer punk. Siento que el término chikipunk calza mejor con las bandas que estaban fuerte y directamente influenciadas por bandas como blink-182, MxPx, Ataris y, posteriormente, 6 Voltios, Diazepunk y bandas contemporáneas. Si bien nos gustaban todas ellas, nunca nos influenciaron musicalmente en Play.

A: Para el 2005 maso se da la explosión “emo” en lima. Apareció una camada de bandas con un estilo nuevo y fresco y algunas otras se vieron influenciadas y su sonido cambio un poco. ¿Uds. como tomaban esos cambios? ¿se vieron influenciados de alguna manera?

Ale: Sí, el 2005-2007 fue la “época emo” acá en Perú: Valerie Series, Nevay, Kendall, Mi Número Perfecto, Civeta Dei, La Carroza Plástica y un larguísimo etcétera. Creo que eso nunca nos afectó musicalmente. Si bien nos gustaba mucho varias bandas “emo” de afuera (como Thursday, Thrice, The Used, The Fall Of Troy, etc.), nunca se vieron involucrados en nuestra música. Creo que el único lugar donde se podría reflejar un poco es en una canción que hicimos en el 2003 que tenía una parte con ritmo lento y unos gritos, pero más allá de eso, nada. Lo que sí creo que es que la escena musical local tuvo un giro 180 grados después de eso y no volvió a ser la misma nunca más. No digo que haya sido un cambo negativo para nada, simplemente fue todo distinto. Nuevamente, se renovó toda la gente que iba a los shows, se creó una separación más fuerte de jerarquía en las bandas (las bandas que eran medianas crecieron exponencialmente y se ausentaron de los shows pequeños) así que creo que fue la época de la división de los festivales. Había toda una movida de bandas pequeñas y una movida de bandas grandes que no existía antes dentro del punk melódico. Las bandas grandes empezaron a parar más entre ellas y las chicas más entre ellas. Bajó mucho la frecuencia de shows que había de pocas bandas, donde compartían escenarios grupos nuevos que tocaban por primera vez y alguna banda del peso de Futuro Incierto que al final se quedaban en el local conversando después del show. Acá es también donde las bandas empiezan a subir un montón sus bolos ya que se volvieron más conocidas, lo cual creo que es el principal factor para esta división. Al cobrar tanto, ya no era rentable invitarlos a un show de pocas personas.

A: Uds. llegaban por ratos a tocar en algunos festivales en esos años, pero igual tocaban en shows más pequeños, y justo coincide con la salda de “La Ilusión Que Llevas”, su primer larga duración. De por si no tantas bandas sacaban disco de fábrica, ¿cómo fue para ustedes esa experiencia? De hecho, fue algo que salió por Uds. mismos, pues realmente no había casi sellos, solo estaba Unión discos, Amanecer y Mundano dentro de lo melódico.

Ale: Sí, creo que nunca nos hicimos conocidos en la movida local, teníamos más gente que nos escuchaba afuera que acá. En el 2005 grabamos el disco en EVC y los tracks se borraron así que terminamos regrabando todo el disco en Ances y para inicios del 2007 ya lo teníamos masterizado. Creo que nunca nos pusimos a buscar quién lo podía sacar con su sello ahora que me lo dices, siempre pensamos en sacarlo por nuestra cuenta y distribuirlo nosotros mismos. El disco salió a mediados de ese año de forma totalmente independiente y lo empezamos a dejar en tiendas (Sub Records, Music Prad, Galerías Brasil) y lo vendíamos nosotros mismos en los shows.

La Ilusión Que Llevas – Bells On Records (2008)

A: Es cierto lo que me cuentas, Uds. han tocado en muchas ocasiones en otros países de Sudamérica y siempre les ha ido super bien, ¿cómo empieza eso? porque incluso “La Ilusión Que Llevas” salió editado en Japón por la Bells On Records, ¿Tenían digamos estrategias definidas para mover a la banda hacia el extranjero?

Ale: Cuando grabamos nuestro 3er demo en el 2004, ya teníamos influencias distintas… escuchábamos más Belvedere, Satanic Surfers, Bigwig, 88 Fingers Louie y bandas similares y creo que eran muy pocas las bandas de Sudamérica que tocaban eso. Ese demo se empezó a mover solo por Chile, Argentina, Brasil, Colombia (de forma digital porque tampoco lo sacamos en físico) y eventualmente nos empezaron a escuchar en Canadá, Europa y Japón. Igual no servía de mucho porque solo tocábamos en Lima y acá la gente no nos paraba mucha pelota. Eventualmente, cuando anunciamos en nuestra web que grabaríamos el primer disco, bastantes personas nos escribieron entusiasmados de distintas partes del mundo porque lo estaban esperando y también algunas disqueras europeas y de Japón para editarlo cuando saliera. Cuando sale, decidimos darle la exclusividad del lanzamiento a Bells On Records de Japón (nosotros teníamos la distribución en Lima y ellos en el resto del mundo) y era una disquera muy conocida dentro del skatepunk a nivel mundial por la lista de bandas que tenía. Ya la gente en Sudamérica nos conocía, pero, con ese lanzamiento, empezaron a escucharnos mucho más, nos relacionaron con las bandas de música similar en sus países y empezaron a pedir a organizadores que nos llevaran a sus países. Ahí fue en el 2008 que salió la edición japonesa del disco y empezamos a viajar varias veces a Ecuador y Colombia. Nada se hizo con estrategia, simplemente la gente afuera nos escuchaba y les gustaba bastante la música.

A: ¿Porque nunca hubo giras a Europa o Japón, teniendo el respaldo del sello? ¿pensaron en algún realmente dedicarse por completo a la banda?

Ale: Creo que el problema con viajar a Europa o Japón se basa en la cantidad de tiempo al que te tienes que comprometer. Nos ofrecieron ir a ambos, pero siempre requerían disponibilidad de 1 a 3 semanas, y Mario y José Luis son odontólogos así que fue todo el tiempo en el cual estudiaban la carrera o estaban involucrados en el SERUMS a más no poder. Se despertaban 5am, se acostaban 1am, por las justas teníamos tiempo para los shows y la banda. Todos los viajes que hicimos al extranjero eran con disponibilidad de viernes a domingo justo por este tema, yo era el único que podía viajar antes y quedarme hasta después. Dedicarnos por completo a la banda jamás, incluyéndome a mí. Era irrealista, era un subgénero no tan conocido del punk, tendría tiempo de vida limitado y sería poner en hold las carreras de cada uno, lo cual jamás se habría dado. Me hubiera gustado al menos poder salir de gira por una mayor cantidad de tiempo y conocer más lugares por aquellas épocas, pero así se dieron las cosas.

Tocando en la casa de Yukio (Presidentes Muertos) a 3 guitarras

A: Me decías que para el 3er demo ya habían cambiado sus influencias, y creo que fácil coincide con una época que Uds. tenían 3 guitarras y con gente que venía de la misma escuela pero que ahora hacen cosas muy distintas, ¿cómo fue esa etapa? ¿cómo era su dinámica para componer en ese momento?

Ale: Después de la formación que te mencioné antes de 4 integrantes, decidimos incorporar a César, que tocaba primera guitarra. En un momento del 2004, él decide irse de la banda y entra Guti (I Am Genko, Tourista, Sobrecarga) a la banda y empezamos a tocar con esta formación. Es acá que empezamos a tener un sonido más skatepunk y nos damos cuenta que, ya que las guitarras hacían muchos arreglos armonizados, sentíamos que faltaba peso en las bases así que decidimos probar con una guitarra adicional para que Mario pudiera tocar líneas simples y cantar y todo lo que sea arreglos, lo hagan dos personas más. Acá es cuando entra Jonathan (Mi Número Perfecto, The Satellite) y estuvimos unos meses con esta formación. Luego Guti decide salir de la banda y entra Lizardo en su reemplazo. Eventualmente Jonathan se dedica más a Mi Número Perfecto y, a mediados / finales del 2005, conseguimos nuestra formación actual: Mario, José Luis, Lizardo y yo. Cómo componíamos era lo mismo que antes: se creaban las dos líneas de guitarra que hacían octavas y arreglitos, pero esta vez Mario se dedicaba a tocar solo bases y punteos cuando no cantaba. No es que la música haya sido compuesta de una forma nueva, simplemente incorporamos más peso en las notas graves y reforzando los bajos.

A: Respecto a lo que dices que más bola le paraban fuera que acá en Perú, ¿por qué crees que se daba de esa manera? porque igual Uds. tocaban bastante seguido e incluso en varios festivales.

Ale: Tocábamos seguidos y en festivales, pero siempre tuvimos un techo pequeño, nunca crecimos más allá de eso. Creo que uno de los motivos es que, dentro del under, es muy difícil que una banda se mueva bien si no tiene una subescena de bandas afines. Si bien es cierto que podíamos encajar con las bandas más melódicas o más hardcore, no había más bandas que tocaran lo mismo y seguramente a muchos oyentes les parecimos un “bicho raro” con quienes no se pudieron identificar al oírlo. No siempre es el caso, pero muchas veces el oyente tiende a recién gustarle una banda cuando la siente en su zona de confort o escucha cosas parecidas con quienes los puedan relacionar. Mucha gente que bajaba a los shows solo escuchaba punk nacional nuevo y quizá les parecíamos más fuerte que el resto, qué se yo. Afuera sí funcionó bien porque sí existen bandas que toquen nuestro estilo en el resto de países, éramos para muchos el referente peruano de ese género. Incluso como oyentes, acá en Perú éramos contados con la mano la gente que escuchábamos esas bandas como prioridad, el resto no las conocía o eran bandas que simplemente “también les gustaban” pero rara vez como subgénero principal del punk. Felizmente el recibimiento que hemos tenido en el extranjero ha compensado bastante nuestro esfuerzo, creo que es muy importante tener una retroalimentación del público, sea de donde sea, para darte energías a seguir haciendo lo que haces y no rendirte a mitad del camino.

A: Durante los 2000s también entras a tocar a Alhambre. De hecho, tocando más en shows hardcore, donde hay una ideología distinta a las de los festivales de punk melódico, ¿ya te gustaba esa escena? ¿cómo así te empezaste a relacionar con la gente de la banda?

Alhambre en el REEP 2013

Ale: Sí, en el 2002 empecé a ir a shows de hardcore con José Luis. Íbamos al Bunker o al Florentino a ver a Metamorphosis, Alhambre, Dios Hastío, Desarme y bandas similares. Por esas épocas ya conocía a Lucho y Bibi porque chateaba con ellos por MSN y hablábamos un poco en persona. En el 2003-2004, un día se me acerca Monchi sin conocerme y me dijo que me había visto tocar y que él pronto se iba a salir de la banda, si quería yo entrar a reemplazarlo. En el 2005 me escriben nuevamente para decirme que ahora sí se habían quedado sin baterista y que si quería entrar yo a tocar. Entré a mediados del 2005 y empezamos a tocar en un montón de conciertos, creo que fue el punto cumbre del Bowling de Miraflores (no el de Larcomar) porque fue cuando empezaron a salir toda la nueva camada de bandas hardcore nuevas: Trascender, Infektados, Axion, etc. Había varios shows al mes y eso se mantuvo casi por un año, si no me equivoco.

A: Esa movida era muy pero muy activa, pero siento que en la actualidad no se renovó, no apareció una nueva camada que tomara la posta. En todo caso lo más cercano o a fin podría ser la escena emo revival que apareció a inicio de los 2010s, ¿como ves esa situación?

Ale: Sí, el hardcore empezó a caer bastante y en los últimos 5 años casi no ha habido conciertos. De las bandas de esa época, las que aún quedaron vigentes tuvieron que encajar en shows de bandas similares pero rara vez juntas. Conflicto Urbano en shows con NVNV, dios hastío regresó netamente a shows con bandas grindcore y así. Esta nueva camada creo que se da con bandas que les gustaba el sonido de Plug Plug y su estética e intentaron hacer algo en esa línea, pero con un sonido propio. En el 2010-2011 empezamos bandas como P1y0, Millones De Colores, Cecimonster vs Donka, Mundaka, Angkor Wat, Juan Sáyago que, si bien hacíamos todos música distinta, nos juntamos para iniciar una nueva movida de bandas underground. Esto duró casi toda la década, pero siento que últimamente están tomando más la posta una nueva camada de bandas, como Blackthony Startano, Superyó, 16 Bits, etc. Lamentablemente todo esto está en hold por la cuarentena así que ha frenado su crecimiento en cuanto a asistencia a shows, pero ya veremos cómo se retoma el próximo año.

A: Ese cambio de década (2000s-2010s) también trajo consigo la caída de los festivales de punk melódico y como que toda esa escena decayó notoriamente. De hecho, hubo muchos factores que fácil ahorita no vienen al caso, pero eso influyo a que muchas bandas dejaran de tocar. Play también paro por esos años, ¿lo de Uds. a que se debió?

Formación clásica de Play Attenchon

Ale: Play paró por otros motivos. Básicamente había habido unos desgastes en la banda y todos estábamos un poco en otra. Al sentir que no avanzaba y sentirme estancado, preferí que la banda quedara ahí. Yo empecé a tocar con Millones y José Luis empezó con Diazepunk, así que nos mantuvimos ocupados en eso. Luego nos dimos cuenta de que sí extrañábamos la banda así que regresamos. Desde ahí nos hemos mantenido activos, pero hemos tocado bien poco en los últimos años debido a que cada uno ya tiene familia y por los trabajos que consumen un montón de tiempo.

A: Se venía hablando de un 2do disco desde hace varios años, ¿cuándo se podría tener noticias de este nuevo material?

Ale: Grabé baterías en Roma para 12 canciones en el 2015 y ese disco debió salir en el 2016. Por varios factores, se empezó a abandonar el proyecto y terminamos dejándolo de lado, pero ahora en cuarentena ha habido conversaciones sobre retomarlo o trabajar temas nuevos. Igual no puedo asegurar nada hasta que se concrete, pero sería genial pronto sacar un EP o disco nuevo. He estado grabando algunas ideas en mi interfase y enviándolas al resto, Mario también ha compuesto otra, pero no sé qué suceda con todas esas ideas. Ojalá eventualmente podamos grabarlas y sacar nuevo material, así sea 15 años tarde.

Play Attenchon en el Salón Imperial

Es complicado porque a veces la gente se empila, dura unos días la emoción y luego todos desaparecemos. Luego lo retomamos y cae de nuevo y así sucesivamente. Quizá eventualmente nos tomemos el tiempo de terminar algo.

A: En los últimos años apareció una movida skatepunk, donde muchas de esas bandas han sido influenciados por Uds. ¿qué te parece toda esa movida? ¿qué bandas resaltarías de esta nueva camada?

Ale: Me parece genial que salgan bandas nuevas tocando el estilo. Hay un montón y todas tienen un sonido particular: MalarrabiaBreaking Head, Angry Youth, Nothing To Say, No Te Detengas, etc. Lamentablemente creo que es un mal momento para que empiece este género en Lima, todos estamos 15-20 años tarde así que no hay mucha gente que lo escuche, por eso dudo que en algún momento tome peso acá, pero mientras las bandas lo sigan tocando y haciendo porque les causa placer sin importarles el público, espero que nunca pare.

A: Por otra parte, los festivales masivos de inmortal son los que dan la pauta de las bandas que la están haciendo en la escena peruana. Teniendo siempre carteles similares (de hecho, por un tema de rentabilidad) pero ¿no pareciera que se repite el mismo patrón con respecto a lo que paso a fines de los 2miles, donde al repetir los carteles se saturo la escena?

Ale: Totalmente de acuerdo. Sé que los organizadores de eventos no le deben nada a nadie, no son una entidad gubernamental que tienen que responder a lo que la gente pide. Para mí es un “te doy un producto. Si te gusta, tómalo; si no, nadie te obliga a consumirlo”. No podría decir que estoy en desacuerdo con cómo se mueve Inmortal, cada quien es dueño de organizar sus shows como le den la gana y, si esa es la fórmula que le gusta a ellos y la ven funcional, adelante háganlo. El problema para mí radica en que no hay otros festivales haciéndole la competencia. No hay otras opciones masivas para ir a ver a bandas. Otro factor es que no hay bandas de ese nivel de convocatoria que no estén siendo llamadas, no existe una banda que, cada vez que tocan en un local para 200-300 personas lo revienten y no estén siendo llamados a ese festival. El resto de bandas que queda jalan mucho menos gente y sí, tocan en shows para menos gente pero no es que estos conciertos exploten y la gente se quede afuera como para movilizarlos a un local para miles. Si bien es cierto que los carteles de Inmortal son repetitivos, dentro de todo es un negocio y es lo que el público masivo quiere ver. Quizá podría funcionar abrir más slots al inicio del festival para que bandas nuevas abran, pero caería en el problema de que nadie iría a verlos porque es temprano. Creo que las bandas no se deberían preocupar tanto o enfocarse como meta en tocar en un festival así, deberían intentar lograrla por su cuenta, generar un público fiel que siga a tu banda. Si tu meta o logro es tocar en esos festivales, primero logra lo anterior que estoy seguro de que con eso te llamarán porque ya serás rentable para ellos (tener en cuenta que obvio todo eso es un negocio por sobre todas las cosas). No sé si la gente se llegará a saturar de eso la verdad, creo que las bandas que esperamos ver en esos festivales son bandas tan chica que tienen poco público, pero como es el círculo de gente en la cual nos movemos, sentimos que en realidad son un montón de personas pidiéndolas cuando en realidad no es así. Si realmente esas bandas tuvieran tanto público, ya hubieran sido convocadas porque serían rentables. Y nuevamente, no hay que ponerle todo el peso a Inmortal como si fuesen una especie de monopolio forzado, quien sea es libre de organizar un propio festival e invitar a las bandas. Ahora, toca esperar a alguien que se arriesgue hacer uno o que tome la iniciativa de hacerlo. Igual no le veo el factor “wow” a tocar ahí salvo a poder ganar más exposición, pero igual terminas tocando en un horario donde muy poca gente te verá. Primero hay que construir un fanbase genuino, creo yo.

A: Hablar de Millones de Colores en verdad seria para otra entrevista, entonces solo quería tocarlo con esta pregunta, ¿cómo fue para ti ser parte de esas bandas que han forjado toda esta nueva escena? ¿Cuál consideras que fue el punto de quiebre que empodero esa movida?

Millones De Colores

Ale: Para mí la experiencia con Millones fue increíble. Ya todos teníamos experiencia previa de tocar en otras bandas así que sabíamos qué era meternos en un proyecto desde cero. Al inicio fue un poco perdido todo porque no había otras bandas similares y no sabíamos con qué círculo de gente empezar, pero felizmente empezaron a salir varias bandas en ese momento con las cuales empezamos a tocar seguido y creo que formamos una escena bastante sólida y reconocible. Es bastante fácil asociar las bandas a pesar de ninguna sonar similar entre sí. Haber empezado en shows para 15-20 personas y lograr irnos de gira varias veces por América ha sido un logro que nos llevaremos a la tumba. Creo que no hay un punto en el cual diga “wow, acá todo ha escalado enormemente” sino todo se dio de a pocos sin ningún eje radical. De hecho, cada lanzamiento nuevo que tuvimos ayudó a que creciera la base de gente que nos seguía, pero nada específico ni fuera de lo común.

A: Ahora que ya no estas tocando con Millones ¿cuáles son tus planes en la música? ¿algún nuevo proyecto?

Ale: Ahora todas mis bandas independientes se encuentran o muertas o inactivas, así que solo estoy con Toño Jauregui. Por el momento creo que siento o quiero un descanso de tocar casi todos los fines de semana así que asumo me mantendré así por un tiempo, pero no me cierro para nada a posibilidades futuras de tocar en nuevos proyectos. Esto no quiere decir que me aleje de la música porque me estoy dedicando a mi trabajo lo más posible que está 100% relacionado a lo musical que es mezclar bandas, tanto nuevas como viejas. La verdad que creo que últimamente es el lado de la música que más me llama la atención y lo que ocupa casi todo mi tiempo. Seguiré con esto y seguramente pronto empezaré a tocar nuevamente, pero estaré involucrado con el tema musical para siempre, no es algo que pueda abandonar porque me apasiona.

A: Has trabajado con muchas bandas, grabando y mezclando, y creo que resalta que trabajaste con gran parte de las bandas de esa movida Anti-Rudo/La Flor, ¿cómo ves el nivel de producción local de los últimos años? hablando del under claro está.

Ale: Creo que el acceso a la tecnología de la última década ha ayudado mucho en poder grabar tu propio material en casa. Tenemos acceso a aprender a editar y mezclar por nuestra cuenta con tutoriales así que muchas bandas optan por hacerlo así, lo cual ayuda a que haya más material de las bandas que, de otra forma, nunca hubiese salido. Creo que, más que “mejora”, ha habido una deshomogeneización de calidad: encontramos bandas que graban en estudios pro y lo mezclan o masterizan en el extranjero y bandas que lo graban y mezclan todo en su laptop sin experiencia previa. Lo importante es el resultado final y mucho de eso (el mayor porcentaje de importancia para mí) está en la composición y ejecución, que creo es el principal factor para que algo guste. La historia nos ha probado que no todo lo mejor que salió venía de altos presupuestos, sino de ponerle ganas a la música.

A: Para terminar ¿cuál es tu top 5 de discos de punk peruano? (en todas sus vertientes)

Satanic Surfers / Play Attenchon / 69 Segundos / Straightline – Colombia 2015

Ale: Wow, qué complicado… elegiré 5 discos clásicos que se me vienen a la cabeza pasadas las 2 de la mañana:
Wreck – ¿Dónde Está Tu Valor?
Metamorphosis – Solo En Mí
G-3 – Pasan Los Días
Descontrol – Producto De Las Circunstancias
Asmereir – Furia Reciclada

A: Ha sido una gran conversa, gracias por tu tiempo ¡ya te dejamos descansar! ¿Algo más que quisieras agregar o algún mensaje a la comunidad?
Ale: Más que encantado de poder conversar, como siempre. Estamos pasando por una etapa jodida y esto va a seguir un buen tiempo más así que lo mejor que podemos hacer es apoyar a las bandas que nos gustan y que más necesitan nuestro apoyo (o sea, las bandas pequeñas). Lo mejor que podemos hacer es algo tan sencillo como pasarle la voz a tus amigos sobre esos grupos que te gustan para que también los escuchen y se difundan. Nadie va a vivir de esto así que mi mensaje no va ni un poco por la parte de generar ingresos sino netamente de difusión. Hagan que más gente conozcan las bandas que les gusta y tengan nuevos seguidores. Una de la cosas más efímeras, pero a la vez emocionantes es cuando ves que alguien que no conoces ha compartido un audio o un video de tu banda, asumo que quienes tienen bandas saben ese sentimiento. Es sencillo y ayudas enormemente. Un abrazo fuerte y ya terminando todo esto nos juntamos para unas chelas y seguir empalmando estas anécdotas.

 

El primer y único larga duración de Play Attenchon (2007)

Este es el 2do Demo de Play Attenchon, editado en el 2003.

Videoclip oficial de Despertar – Incluida en el demo del 2002

“La vista Desde Aquí” – Albúm discografía de Millones De Colores

Lo nuevo de Alhambre – Reminisencia (2019)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *