20 discos del punk peruano que cumplen 20 años [Parte 2]

Durante los primeros meses del 2000 se respiraba un clima tenso socialmente, con las elecciones casi encima y la gran posibilidad de una 3era re-elección de Fujimori. La juventud solo podía sentir incertidumbre que en muchos casos derivó a un  alpinchismo. En paralelo, la escena punk peruana estaba en crece. Desde mediados de los 90’s, fueron apareciendo diversas bandas por todo el país. Poco a poco se estaban formando, encontrando un refugio para intercambiar ideas, expresar posiciones y transmitir emociones. En su mayoría, teniendo una base musical empírica, pero que no perjudicaba el resultado, si no mas bien lo engrandecía. En esta entrada encontraremos 5 bandas con 5 álbumes muy distintos. Bandas que se movían en distintas movidas, donde probablemente sean muy pocas o nulas las veces que compartieron escenario. Diversas historias las que nos contaron y que ayudaron a entender mejor lo que pasaba durante esos años. Esta es la segunda parte de discos que cumplen 20 años. Muchas gracias a los involucrados en la realización de esta entrada. Si aún no sale la banda que estabas pensando, fácil empieza a preocuparte. (G-3 en el Teatro Ambassador año 2000 – FOTO x PACO SANSEVIERO)

6. G-3 – En Casa
G-3 es probablemente una de las bandas mas emblemáticas del rock peruano. Si bien su reconocimiento inicial se debe a las maketas de los años 80s (Un Nuevo Enemigo y En Llamas), supieron renovarse en su regreso de los 90s, actualizándose musicalmente  y de alguna manera encontrando su propio sonido. Eso alcanza su mejor momento con “En Casa“, un disco que tiene ese sonido noventero muy en claro. Un grunge bien punkeke,  pero que de igual manera nos suelta algunos himnos del hardcore melódico que difícilmente pueden superarse como Gris y Humanoide. El ambiente que se crea entorno a este disco es bien nostálgico e introspectivo, lo cual logró congeniar con una generación sedienta de himnos para poguear y cantar, G-3 lo consiguió con creces. 20 años después, En Casa es un fiel reflejo de una década que terminaba y que iba introduciendo nuevos sonidos al rock local. Ya con Inyectores,  Gonzalo Farfán y Gabriel Bellido exploran mejor esos terrenos pero fue con En Casa que crean esa mezcla perfecta entre lo alternativo y lo melódico. Punto aparte a los covers, que nos deja en claro su raíces hardcore, de donde vienen y como lo tienen presente como banda así ya hayan pasado esa etapa. Para ampliar un poco el panorama del En  Casa, contactamos al buen Gonzalo Farfán para que nos respondiera algunas preguntas y esto fue lo que salió:

Foto y disco x Alessandro Coluccelli

¿Ya tenían en claro que sería el último disco de la banda?  
El álbum EN CASA se empezó a componer poco después del lanzamiento de Pasan los Días, desde 1998 por un periodo que abarcó hasta 1999. Hasta ese momento no se sabía que sería el último álbum. Luego de grabarlo en Lima y de que Gonzalo viajara a Santiago de Chile para la mezcla y masterización, la banda supo que pondría un alto a la actividad y en consecuencia la presentación del álbum sería la misma despedida de la banda. Recién ahí supimos que sería el último.

¿Recuerdas el tiraje exacto del disco? ¿Fue re-prensado? Si fuese así, ¿Cuántas veces?
Fue re-prensado unas tres veces llegando alrededor de las 10,000 copias.

Edición en CD del “En Casa” – Mundano Records 2000. (Foto x A. Coluccelli)



¿Recuerdas que venías escuchando ahí x el 98-99 que te influenció para la composición de este disco?

Bastante Bad Religion, Attaque 77, Pennywise, Soundgarden, Social Distortion.

¿Cómo sentías ke dejaba G3 a la escena local?
El 2000 fue como un puente entre una década de rock nacional que no fue muy masiva en bandas de punk o hardcore, por lo que recuerdo que sentimos que dejaríamos un vacío definitivo en la escena, pero que estábamos seguros que con la actividad del sello (Mundano) y los siguientes proyectos en que nos embarcaríamos, las cosas continuarían. Además por la nueva andada de bandas que ya venían detrás a tomar la posta como Dalevuelta y otras, sabíamos que las cosas continuarían.

También salió en cassette x Mundano Records 2000

20 años después, ¿Qué temas te identifican más de este disco?
Mis preferidos son Mi Otro Yo por lo particular del sonido de ese tema, que demuestra la versatilidad de la banda para moverse desde el hardcore hasta los sonidos del grunge, pop o el rock clásico, Gris porque es como un mensaje de que las cosas no pararán y que la ilusión es lo último que se pierde, Humanoide porque es el eslabón perdido en sonido entre G-3 e Inyectores, y En Casa porque se convirtió (sin querer) en el himno de la banda para el público, y que aunque no la letra no trata de la banda, representa un mensaje de despedida y esperanza en los regresos.

 
 7. Autonomía – Contra La Democracia

El caso de Autonomía es interesante, este vendría a ser su 2do álbum y el último teniendo al chino Daniel como vocalista de la banda. Los Autonomía venían desde fines de los 80’s, apareciendo justamente en los años finales de la llamada movida subterranea pero ellos siguieron activos aun cuando prácticamente esa era subterránea había terminado y fueron parte de la nueva oleada de bandas under que estaban moviéndose a mediados de los 90s. La música siempre estuvo ligada, desde un principio, a un lado melódico y en este álbum se aprecia bastante la influencia del hardcore melódico de fines de los 80s. Felizmente hace unos años fue re-editado primero en cassette por Acción Ruidosa y luego en LP por la Huaylla Records, siendo uno de los 3 discos de esta lista que se encuentra en ese formato. Originalmente editado en Tape por Barricada Tapes.

Contra La Democracia pese a tener letras políticas con un rollo contestatario, musicalmente está tirado al punk/hardcore melódico ¿Cómo influyo ese estilo en uds? ¿Qué escuchaban por esos años?
Desde que nos conocimos los que formamos la banda escuchábamos 7 Seconds, Suicidal Tendencies, Minor Threat, luego Bad Religion , Pennywise, etc. Una de las cosas que comentábamos era que la música, al margen de la velocidad que le imprimas debía ir con una letra que se entienda en vivo. Y el hc melódico se prestaba para eso.

Edición de Barricada Tapes (Foto y cassette x Paolo Torriani)

A fines los 90s se fue formando la movida anarcopunk, con varias bandas que compartían una misma ideología. ¿De qué manera aporto este movimiento para la composición de los temas del Contra La Democracia?
Nunca nos identificamos explicitamente con el anarkopunk, no nos interesaba hablar del punk esto o el punk aquello. Compartimos obviamente espacios, amistad y compañerismo durante varios años, pero poner la movida anarkopunk como influencia sería mentir porque nosotros veníamos ya componiendo y tocando unos años antes.

Cuando sale el cassette, el contexto político era muy intenso: vivíamos en dictadura y se vino una re-elección fraudulenta, ¿Crees que realmente esa realidad hacía que se tomará más enserio todo el rollo punk contestatario, a comparación de estos tiempos que,  en teoría, son más “tranquilos”?
El Contra la Democracia es un panfleto anarquista y obviamente la realidad que se vivía tanto a fines de los 80s como en la década de los 90s influyó mucho en nuestra forma de ver la política y a posicionarnos frente a ella. Éramos de un extracto social medio donde de la noche a la mañana todo se volvió una mierda mientras que a los políticos no parecía importarles, de hecho nunca les importa. Creo que con la violencia de esa época o con la “paz” de hoy la situación no ha cambiado mucho y el punk siempre genera espacios y momentos de actividad política.

Re-edición limitada en cassette por Acción Ruidosa – 2017 (Foto x Fernando Chinaski)

Este fue el último álbum con la formación original. ¿Cómo afecto el cambio de formación para con el sonido de la banda? Si bien se desactivó casi por esos años, ¿Pensaron en realmente matarla totalmente? ¿Qué los animo a volver a tocar como Autonomía?
En el año que terminamos de grabar ese álbum éramos un cuarteto y de pronto por diferentes circunstancias en el 2001 estaba sólo! Por unos meses pensé que era un capítulo terminado en mi vida, pero luego volví a armar un proyecto y ante la duda de qué nombre ponerle pues decidimos que vuelva a nacer Autonomía. El sonido de la banda obviamente cambió, siempre hubo mucha libertad y pues fluyó de todo, pero ya con los años y una alineación más sólida como que regresamos a nuestras raíces punk hc melódico.

Edición en LP x Huylla Records de España – 2017 (Foto x Luis Photos)

¿Cuánto fue el tiraje del cassette original? Cómo fue el proceso de la edición con tu sello barricada tapes? Y que te parecen las re-ediciones que salieron hace unos años en LP y K7?
El tiraje la verdad no me acuerdo, pero en esas épocas uno compraba las cajas de ksets en Mesa Redonda e imprimías en el Jirón Callao, me parece que alguien de la mancha del Agustino tenía su imprenta y ahí lo hicimos. También uno mandaba portadas y un máster al extranjero en los clásicos intercambios. Por cierto, este tape en su edición original venía con un libreto con las letras y uno que otro escrito. Sobres las re-ediciónes, pues bacán y agradecerle a los sellos que se mostraron interesados en de alguna forma prolongar la vigencia de estas canciones.  

 

 

8. Kaos y Desorden – Sin Memoria
Este vendría ser un EP previo al primer larga duración de Kaos & Desorden. Un EP contundente en los parámetros del hardcore melódico, en el cual plasman muy bien las influencias que tenia cada integrante de la banda. Una base hardcore punk y unos riffs thrasheros que se complementan super bien con las voces melódicas: una joya del llamado skatepunk local. Este solo vió la luz en formato cassette con un tiraje no mayor a las 100 copias. Queda la sensación que perdió un poco de relevancia a ser incluido en su totalidad como parte de su álbum debut “Escapar“. Para esta conversa le pasamos la voz a David Acevedo, baterista de la banda, quien nos dió mas detalles sobre Kaos & Desorden y el EP Sin Memoria.

Sin Memoria es como un EP previo al lanzamiento de su primer álbum . ¿Por qué decidieron volver a incluir todos los temas en el disco Escapar?
Después de sacar nuestro primer cassette “Kaos y Desorden 1997” , las pilas por hacer música crecieron aún más y fuimos en busca de otra producción y sacamos el “Sin memoria” que es un grupo de canciones que sacamos los años siguientes al ’97 y cuando grabamos el “Sin memoria” ya teníamos otro lote de temas en camino . Por lo que decidimos adelantar lo que sería el “Escapar”. Pero esto se dio por consecuencia y diversos factores en la realización del “sin memoria”. No fue fácil.

Editado en cassette por la propia banda en el año 2000 (Foto y tape x Alessandro Coluccelli)

¿Cómo fue el proceso de grabación del Sin Memoria? Ya tenían la experiencia previa del cassette del 97 pero como fue la experiencia en este
caso?

El proceso fue difícil. Primero fuimos a estudio Zero, del gordo Nico en Barranco. Inicialmente íbamos a grabar ahí. Teníamos la referencia de otras bandas de punk, entonces fuimos. Pero al parecer ya el gordo paraba a la defensiva y se achoraba por todo. Y encima era baterista por lo que me tuvo seco de como tocar su teba. Y el momento de la grabación llegó y se puso al frente mío y me dijo -” ya a ver! que vas a hacer? que vas a grabar? toca un tema…” – me quiso pulsear y yo que era chibolo me Ase y empezamos con “Escapar” …el gordo se quedó huevon y le vaciló la entrada y salió de la cabina para verlo me pidió que la repita. Fue un vacilón. Luego por causas del destino y temperamentos ..solo se grabó los tracks de batería . Y nos fuimos a Pepe Chiriboga; ahí nos encontramos con los dementes comunes y Tavo Castillo .. estaban grabando ahí. Entonces algo se grabó pistas de guitarra etc. Y también nos fuimos. Para finalmente ir dónde el recordado amigo Ernesto Samamé, una gran persona y músico. Ernesto nos aconsejaba bastante y le gustaba nuestra música. Nos enseñó muchas cosas. Creo que ahí terminamos. Por causa de este éxodo de grabación cerramos ahí y adelantamos con el nombre de la canción “Sin Memoria“.
 
Cuéntanos respecto a la edición y distribución del Sin Memoria ¿De cuanto fue el tiraje del mismo y donde se podía conseguir esa cinta? 
La edición original incluia las letras de los temas y unos stickers (Foto x A. Coluccelli)

Edición y distribución . La cantidad de cassettes no la sé pero nosotros lo vendíamos en los conciertos y creo que Galicio , el Averno etc. La venta siempre fue de mano en mano.

¿Qué bandas venían escuchando en esa época  que influenciaron al Sin Memoria? Escuchábamos metal mucho Megadeth y punk Pennywise, The Offspring.

¿Cuál era su situación en la movida local durante esos años? Ustedes tocaban por varios distritos de Lima, ¿Qué recuerdos de esos viajes por toda la ciudad? Cuando empezamos no había punk. Ya G3 no tocaba y Futuro era el referente. Pero era movida que solo los podías ver en sus conciertos. Si te ibas al Centro ..naca la.pirinaca..nada punk excepto obviamente Leuzemia toda una leyenda viva. Solo bandas Hardcore mismo PTK y toda la gente subte. Pero ellos también debían convivir con lo que más había en la escena nacional…El metal!! Todo era bandas metal, nada que nada, todo metal a secas. Nosotros logramos entrar ahí, a ese mundo que se convirtió en nuestro paraíso. Nos encantaba ir a tocar a esos festivales metaleros caletas, todos de negro y nos miraban: “csm, estos chibolos tan locos”. Nos miraban de pies a cabeza y nuestra música con chispa de metal les fue agradable, pero tenía su punkekazo adentro. Y así fuimos ganando aceptación, abríamos con el instrumental ” Tiempo ” para ganar respeto. Íbamos tomando de hecho pa matar el miedo. Y poco a poco nos fueron invitando a más lugares y notamos que no éramos los únicos . Se empezó a combinar géneros en los conciertos y eso fue muy bueno. Y hasta hoy es agradable ver el resultado. Paralelamente también nos integramos a la seguidilla de conciertos en el Más allá de Barranco. Con el el Italiano Gipsy y su mujer. Sacabas tu fecha y/ o te juntabas con otras bandas. Barranco era más pitupunk pero también fue bravazo. En el Averno era increíble. Ahí tocábamos todos los fines casi. Pero quienes más nos encontrábamos ahí era a los Desarme. Esa época del Averno fue única. Nada se compara al Averno. Todo se gestó ahí ..a mi parecer. Y todo lo que relato es mi mera experiencia. Si me olvidó de algo o de algún detalle . Será por los años; sin ganas de ofender a nadie.

20 años
después  ¿Qué sientes al escuchar el Sin Memoria?
No lo escucho. Me da miedo recordar.    

Hasta hace unos meses estaba disponible el video del EP completo, pero al parecer le dieron de baja, así que al menos dejamos este tema clásico, igual si están curiosos pueden dar click acá.


9. Manganzoides / Sir Dance a Lot and His Dancing, Romancing Pranceteers – Split

Posiblemente una de las bandas mas representativas de finales de los 90s, dentro de under local, fue Manganzoides. Con un estilo único que mezclaba el garage con el surf rock y una buena dosis de punk rock visceral, llamó la atención de toda la movida. Queda claro que la puesta en vivo es lo mas  paja de la banda, en conciertos donde los pogos y el desenfreno no podían faltan. Su primer cassette, simplemente llamado Manganzoides, los expuso dentro de la escena local, llamando la atención de medios y de sedientos jóvenes por un rock tan aberrante como el destilan este grupo de manganzones. En el año 2000 el sello Repent Records publico un split en un vinilo de 12″ junto a la banda Sir Dance a-Lot and His Dancing, Romancing Pranceteers de Usa. Conversamos con Gonzaleo sobre ello y nos contó algunos detalles de este lanzamiento en LP y de la situación de Manganzoides durante esos años.

Gran edición en LP x Repent Records (Foto y disco x Luis Photos)

¿Cómo fueron esos primeros años de la banda, ya con el cassette Manganzoides del 98 rotando por la ciudad?
El grupo empezó en el 96 y en el 97 ya estábamos listos para grabar, pero la cosa se fue retrasando y recién grabamos en enero del 98 en el estudio de Wicho García. Nuestra idea siempre fue hacer música que nos gustaría escuchar o ver en vivo acá, o sea, nada muy parecido a lo que escuchábamos en la Lima de mediados de los 90, que en general me aburría mucho. Empezamos a tocar en junio del 97, y desde ahí hasta los primeros 3 años por lo menos, las tocadas eran con 30, 40 personas. Éramos un grupo bastante fuera de las distintas manchas y circuitos establecidos, incluso dentro de lo no comercial. No éramos subtes, ni tampoco éramos de la movida barranquina. Poco a poco encontramos con quiénes nos podíamos juntar, generalmente más con las bandas punk. La cosa fue creciendo, pero mas que hacernos conocidos o vernos “cool“, lo que interesaba era ir juntando material para ensayar y grabar, y tener algo que mostrar. Dentro del grupo, no teníamos un plan claro ni necesariamente éramos gente que pensáramos igual o ni siquiera parecido, pero teníamos en común que con lo nuestro no queríamos seguir absolutamente a nadie, sobre todo a ninguna vaca sagrada local.

¿Cómo  se da la posibilidad de editar este split? ¿Cuál era la relación con Sir Dance a Lot and His Dancing, Romancing Pranceteers y con Repent Records?
Nuestro primer cassette llegó a manos de Mike Lucas, de la banda instrumental Phantom Surfers, gracias a Richard Nossar. A Lucas le gustó y nos contactó directamente (por carta) a inicios del 99, si no me equivoco. Nos propuso aparecer en un vinilo compartido con una de sus bandas y obviamente todos estuvimos de acuerdo. Pero también nos pidió que hagamos una nueva mezcla, quería algo que destaque más las guitarras, algo más lo fi, me parece. Y solo quería los temas propios. Así que remezclamos esas canciones, con esos criterios, donde Wicho. Todo fue analógico, de lo grabado en carretes mezclamos a cinta de ¼, que enviamos a EEUU por correo.

En agosto del 2000, solo unos meses después de la salida del LP, editan Más Dosis!!! su segundo cassette.

¿Cuál  fue el tiraje de este álbum y como sintieron que su edición aporto en la difusión de la banda?
El disco salió en marzo del 2000. Creo que sacaron mil ejemplares. Supongo que ayudó a dar a conocer al grupo en varios sitios, no solo EEUU, también en otros países latinoamericanos, como México, Argentina. De hecho ayudó a que nos consideren en algunos compilatorios. Aunque la difusión del grupo no fue solo analógica y de vieja escuela, en el otro extremo, aprovechamos bastante el e-mail e Internet en general desde el inicio del grupo.

Tal vez fueron de las primeras bandas de los 90’s en ser editadas en vinilo, ¿Cómo veían ustedes eso, siendo ese un formato que se volvía obsoleto para muchas personas?
Creo que sí, no recuerdo quién más de los 90 tuvo algo editado en vinilo en esa época. Creo que Dios Hastío. Quizás algunas bandas metal. Para mí nunca fue obsoleto, y creo que para varios más bien esa fue una buena época para conseguir vinilos baratos, cuando todos creían que el CD era el futuro, jaja. Creo que siempre fuimos conscientes de que en el mundo del underground musical tampoco dejó de ser vigente, y que este lanzamiento servía de mucho para el grupo.

20 años después  ¿Qué  sienten al escuchar ese split?
En realidad, no lo escucho hace años, será motivo para ponerlo! Lo que siempre pienso al oír el material del primer cassette es que fue una muy buena idea hacer el esfuerzo de grabar con cierto nivel de calidad, en un estudio de verdad, desde el primer disco. Ojalá siempre se hubiera hecho eso. No soy perfeccionista, pero tampoco estoy de acuerdo con esa mentalidad de que tienes que grabar lo fi para ser garagero, bla bla bla…      

 


10. K.WI.D – Utajaru Irpita

Acá posiblemente estemos ante uno de los casos mas extraños de esta nota. K.WI.D fue una banda de punk rock, con matices de post punk, logrando una mezcla muy peculiar que hizo de la banda una de las propuestas mas atractivas de la movida arequipeña. Es interesante cómo se desarrolló el punk en Arequipa durante esos años pues,  si bien había empezado ya la aparición de algunas bandas de punk melódico que empezaban a tener mucha recepción, eran los grupos punk rockers lo que llevaban la batuta, lo cual derivó en mucha actividad tanto en tocadas como en difusión. Muchas bandas de Lima iban a tocar por allá y algunas de Arequipa también venían para Lima. K.Wi.D estuvo entre las que debieron tocar pero por razones que desconocemos, no lo llegaron a hacer. Pero esto no iba a ser posible sino fuese por Utajaru Irpita (que significa Llévame a Casa), que es el 2do álbum de la banda y con el cual ya se establecieron como una de las bandas más activas de la ciudad blanca por eso años. Cabe resaltar la edición en cassette editado por la misma banda y la posterior reedición en CD-r hecha en Lima por Erikman Producciones. Buscamos a Lenin Herrera para conversar sobre la banda pero Lenin fue en busca de sus viejos compañeros para responder en conjunto las preguntas que le mandé. Este es el resultado de esa situación:

K.WI.D – Utajaru Irpita, edición en cassette (Foto y tape x Richard Chukitaype)

Cuéntennos un poco la historia de la banda, sus primeros años previos al lanzamiento de Utajaru Irpita.
No se quien seas, si eres de algún periódico, revista, bloger, youtuber, creador de contenido, o como carajo se llamen hoy… el hecho que vienes aprovecharte del patético miedo de estos viejos decrépitos a ser olvidados; pero, como la mayoría insistió en que todos contestemos tus preguntas y como la decadente vida adulta que llevamos todos, hoy nos lleva  de cuando en cuando a sacar cita con el mismo cardiólogo, te puedo asegurar que lo que conseguirás en las siguientes líneas  llevan testimonio de cada uno de los integrantes, así que ni modo, vamos… La banda en definitiva es un accidente con temperamento de milagro; este barato mito de la mejor banda de rock arequipeño, puede resultar algo interesante si ojeas a sus integrantes. Así que nos presentaremos… Con un gusto abiertamente promiscuo para seleccionar estilos de rock y también cuasi fanático de los Kjarkas, con antecedentes de haber sido ya bajista en algún grupo de esa índole; Julio Chahua “Ruker”; tenía las más violenta fe, de que la música saldaría algunas cuentas interiores y le evitaría una probable e infame muerte lenta. Así, único en el grupo capaz de afinar las cuerdas a puro oído, y tocar un tubo de PVC como un saxo, lo condenarían a ser él manda más, cuando se tratara de pulir cada línea melódica en la banda. Talentoso  estudiante de arquitectura, deambulante entre fiestas universitarias y chicas lindas que lo harían esperar algo que nunca llego; intenta con pequeñas clases de guitarra un probable proyecto que hubiera rondado la espiritualidad diabética de Sui generis; afortunadamente nuevas juntas y relaciones impropias con Dracorosa y Saul Hernández,  inoculan en el su mejor lado, el compositivo; Lenin Herrera “Dudas” demostraría que el desamor puede encarnar en él y su viola, la belleza con su rostro más frio. Poco dotado para la concebir las cosas de forma tridimensional, pero febril amante de la lectura y facha de nerd, Mauricio Urday “Six” tenía la idea, de que formar una banda era una idea poco intelectual y muy lejana a su insoportable levedad del ser. Con antecedentes de haber redoblado tarolas en su colegio y su gusto por alguna banda angloparlante de pop rock, fue inicialmente forzado  a sentarse detrás de los tambores; desde luego no quedo; su capacidad vocal para reprimir al mismo cinismo o cachar el alma de cualquiera con una sola palabra bien afinada y afilada, lo hizo el porta voz ah-doc de los más odiosos lamentos del grupo. Nadie en su pueblo joven vislumbraría que el pequeño aborto con grandes dotes para las artes gráficas y visuales; tendría el  atrevimiento de tener  la peor  premonición; que algún día podría  gritar y tocar desafinado en una suicida banda  de rock subte, la cual usaría como  boleto a un viaje corto y sin retorno.  Con los efectos psiquiátricos que te deja  la obsesión  por morir joven; decidiría intentar hacerlo, pero sus dotes para el canto lo desterraron al sabor de golpes y al más salvaje groove, que lo catapultaría como la piedra angular en los drums. No menos importante y por demás protagonista, el quinto elemento aporto en cada uno de los integrantes la espiritualidad posesa requerida para cada nota y cada palabra en cada canción; este inefable amigo acepto el reto de abordar precozmente el área de relaciones públicas de la banda; su función inicial, fue la de promocionar el intercambio de libros, cassettes, traumas y hasta el llanto más vívido. Aunque todos lo conocíamos de forma intrínseca, su asomo estaba en una letra más escrita en nuestros nombres; el alcohol y sus efectos dotaron en la banda de la más pura toxicidad, hizo su propio espacio con amor, con prepotencia y locura. Esta formación original, inicia permitiéndose visitar la imaginación en su versión más puta, además de fornicar con la más sublime sensibilidad que esos y estos tiempos no cogía con cualquiera. Así, entre en los 1999 y 2000 con las mejores relaciones con la bebida y la tranca y sumado  el antecedente del   KWID – KWID (cinta blanca) grabado en setiembre del 99, nos ubicamos en la mejor versión creativa del grupo, esta etapa prolífica, permitió la producción de canciones de manera intensa con ensayos de dos a tres veces a la semana y tocadas constantes en eventos subtes; en ese camino nacería  el  UTAJARU IRPITA -cinta negra- en noviembre del año 2000.

Editado en el año 2000 por la misma banda – Utajaru Irpita (Foto y tape x Richard Chukitaype)

¿Qué  influencias tenía la banda en esos años que influyó en los temas compuestos para ese álbum?
Es muchos mas interesante si tomamos tu pregunta, en el sentido de explorar como influye el ridiculum vitae de cada uno de los integrantes, por tanto fue definitivo en el alma de cada canción; es más, no es atrevido decir que esta divergencia y antecedentes creativos, llevo a la banda a crear canciones que denotan una amplia gamma; esa disparidad luego -como te contábamos- fue homogenizada por una etapa relaciones públicas internas; luego vendría una etapa de reclutamiento y disciplina pre-creativa,  de afianzamiento y de frustración en los instrumentos; donde se elegirían bandas con temas simples y potentes a la vez -todo para  evitar llevar a  explicaciones antropométricas  del  tu-tu-pa o ta-ra-ran- covers de grupos subtes, punk, hardcore, fáciles de interpretar se acomodaban a nuestras  aptitudes y técnicas limitadas, no éramos músicos ni pretendíamos serlo; pero  era necesario que el  guitarrista y el baterista sobre todo, aguerren algo  de ritmo; así covereamos  temas como “Ataque emocional” de  Actitud Frenética, “Mierda mierda mierda” de Eskorbuto, “El espejo” de todos tus muertos, “¡Coca cola es así!” de Delirios Crónicos y algunos otros más; ellos,  definitivamente sumarían al sonido original  y estilo para la  etapa de  masiva producción.

Edición en CD-r por Erikman Producciones (Foto y cd x Miguel Málaga)

¿Cómo era la escena en Arequipa durante los 2000s? ¿Qué rescatan de esa época?
Pasadas dos décadas; y sé que puede ser frustrante en estos tiempos, tener que obligar a tu público lector a repasar la situación de esos años. Eran los 90, los tabloides agotaban sensacionalismo extremo, la desinformación dominaba la realidad nacional, podías ver cachacos dentro de las universidades -y no estudiaban claro- aun podías también contar gente que desaparecía en las calles sin más ni más; el SIN amenizaba esa fiesta, el tío Vladi pagaba la cuentas, los  tragos, los ketes y hasta las putas a su amigo el Chino; y si no te gustaba la fiesta tendrías literalmente el culo partido, si no pregunten por el tío Rivas y compañía. Nosotros, como parte del rebaño coincidiríamos junto a miles de incautos, en las aulas universitarias, buscando lo que los padres mandan buscar a sus hijos a ellas; en ese celestial destino, en medio de ese bosque de  mocedad, coincidiríamos en una  “fauna” específica, donde luego de un tiempo de flirteo mutuo, tuvimos  la certeza de que algo podríamos construir o destruir. La baja autoestima, la sensación de horfandad y el onanismo como let motiv -debido a la falta de pinta-  nos  unieron a la más puras ganas de  decirle a nuestro viejos, a nuestro gobernantes y al mundo entero que podrían irse a la mierda, incluidos nosotros claro está; y no,  no era una pose, no posábamos para  ello; como ahora lo hacen muchos de los  satánicos rokeritos de internet. Afortunadamente pese a preferencias disimiles; coincidimos en que ninguno de nosotros integraba formalmente parte de la célebre y aristocrática escena local. Algunos íbamos a las tocadas, pero no éramos asiduos concurrentes, alguno de nosotros solo iba cuando tocábamos; sin embargo en esa época se distinguían dos tipos de eventos; los metaloides y los punks (y derivados);  las cuales tenían diferentes conciertos, cada una con su propio público. Precisamente el primer grupo, tuvo la responsabilidad de nuestro debut, un conocido ”Genocidio” en un conocido chichodromo de esos años en la Av. Jesus; el segundo grupo, donde terminaríamos moviéndonos, estaban Los Flechados, Riel 4, Barriada Bulgar, Suburbanos y algunas otras bandas más. Todas esas bandas tenían una propuesta particular respecto a lo que pasaba en el país, esa inconformidad llevo a cada de una de ellas a editar  material; podemos decir que fue una época muy productiva para el rock en Arequipa, y ese síntoma de transcendencia  por supuesto, no  nos sería tan ajeno como parecía.

¿Cómo fue el proceso de grabación, edición y distribución de Utajaru Irpita? ¿De cuanto fue el tiraje de este álbum?
Como comentábamos, la creatividad desbordante de esos dos últimos años del siglo pasado, con todos aportando en letras, arreglos y toxicidad;  obligaba pedir refuerzos y en ese trajín,  aparece camuflando su admiración por la banda, la leyenda viva del metal characato, Carlos Pinto “Sacra” quien habiendo ya colaborado -en la grabación de la  cinta blanca- apuesta por  nosotros  y se integra totalmente al desastre; el poder de su Ibanez  marcarían una evidente evolución,  otorgando a KWID  un sonido disperso y a la vez único. En ese sendero de notorio crecimiento, la necesidad de instrumentalización se extiende su mano hasta, Elberth Espezua “Chaman” amigo universitario común, con prontuario en la escena local (Anfitelamina) entra en el bajo, lo cual  permitiría  a Ruker ir a la guitarra alternando con Sacra,  entre la  1ra y 2da viola, esta dupla seria  culpable de la rareza de  orgásmicos y oscuros  punteos darks junto a al poder de una  avalancha metal. Ya con seis integrantes, el  UTAJARU IRPITA es abortado en un demo grabado en directo durante 8 o 10 horas en una sala de ensayo, posteriormente se montaron algunos coros y solos, pero básicamente se trata de una toma directa, a eso debemos su sonido tan grosero y descarnado. Básicamente ese sonido, caracterizaría a la banda en vivo y en directo. Ese tape inicial fue repartido y vendido en las diferentes tocadas, deben haber sido unos 100 ejemplares a lo mucho; que tuvieron repercusión posterior, llegando así a Lima a las manos de Erick Manchego, de ERICKMAN PRODUCCIONES quien propone editarlo en CD, se lanza un tiraje estimado de 300 copias, las cuales se repartieron creemos por todo el Perú.

Se lanzaron 300 copias en CD-r de Utajaru Irpita (Foto y cd Miguel Málaga)

20 años después ¿Qué sienten al escuchar el Utajaru Irpita?
Algo de confusión me parece, o fuimos lo mejor en estos últimos 20 años en la ciudad, o todo lo que se ha producido hasta hoy, resulta ser tan aburrido como el sexo de los millenials; se nos hace difícil comprender en tiempos de streaming  y pandemias; como carajo llegan a recurrir a este material. Fuera de ello;  como podrán imaginar, con todos los miembros de la banda en camino sentimental al medio centenar de años -y con alguno de  nosotros que ya  gozando de ese galardón- imaginaras que debemos expresar la triste coincidencia de que la nostalgia es la protagonista en nuestra respuesta;  Julio no lo pudo expresar mejor: “Algunos ataques esporádicos de la más lúgubre nostalgia, de eventos acaecidos de una manera fugaz, atisbos de inconformidad de no haber realizado una grabación en estudio de los temas compuestos en esa época, irrepetible en todo aspecto”… En definitiva, fueron años intensos para todos los miembros de la banda, creo que nos ha dejado una huella imposible de borrar, a nivel musical es el reflejo de un momento de nuestras vidas; pero técnicamente el sonido es rudimentario debido a como se grabó; por ello aún persiste la idea genial de grabarlo nuevamente, pero en estudio. Espero estas respuestas hayan colmado el interés casi necrofílico que tienes hacia la banda. Muchas Gracias, seas quien seas.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *